Chalma, Ver.- Desde las 8:00 de la mañana, taxistas de Veracruz se colocaron en los límites con el estado de Hidalgo para impedir el paso de sus homólogos de Huejutla.

El conflicto surgió porque los taxis de Huejutla, junto con la dependencia de Transportes, les prohibieron cargar y descargar a los vehículos de Tantoyuca, Platón, Chalma y Chiconamel en la ciudad.

En respuesta a estas medidas, los veracruzanos decidieron bloquear el paso a la altura de la congregación de El Pintor, a toda unidad del servicio público hidalguense, hasta que se inicie un diálogo para beneficiar a ambas partes.

Hay que recalcar que los vehículos particulares pueden circular con normalidad por la México-Tampico.

Los más afectados por estas medidas son los usuarios, quienes tienen que transbordar y gastar el doble para ingresar a cualquiera de los dos estados.

El delegado de transporte público, Ramón Gonzáles, ya había anticipado este conflicto, luego de que no hubiera acuerdo entre concesionarios de ambos estados, siendo los de Tantoyuca quienes hacen el recorrido de mayor distancia.