Naranjos Amatlán, Ver.- Ante la indiferencia de las autoridades, pese al llamado de la población para que hicieran el trabajo, ahora son los estudiantes del municipio los que efectúan el levantamiento de toneladas de basura de las márgenes del río Tancochín, por lo que el pueblo se muestra agradecido con estas acciones.

Los jóvenes que cursan sus estudios en el Instituto Tecnológico 133, “Mariano Rincón”, son los que acuden a la zanja del río que se encuentra a un costado de la carretera federal, a la entrada de la cabecera municipal, la que presentaba un pésimo aspecto ante quienes llegaban a la ciudad, ya sea por cuestiones de trabajo o en plan de paseo.

Debido a que los mismos habitantes de esa zona habían tomado la citada zanja como basurero, y en donde arrojaban los desperdicios que generaban en sus domicilios, fueron los que originaron esta mala imagen del municipio, por lo que los estudiantes ante lo anterior, decidieron ser los que pusieran el ejemplo y empezaron a limpiar esa zona.