El ex director general de Ordenamiento Territorial y Atención a Zonas de Riesgo de la SEDATU, Armando Saldaña Flores, fue vinculado a proceso por un juez federal.

A él se le acusa de participar en la llamada “estafa maestra” en la contratación indebida de más de 185 millones de pesos.

Según el juez, Marco Antonio Fuerte, existen los indicios suficientes para procesar al ex funcionario por el delito de ejercicio indebido del servicio público. Le fue fijado un plazo de tres meses para la investigación, tiempo en el cual deberá presentarse en el Centro de Justicia y no abandonar el país.

Participó en la contratación de servicios, como el diseño de software para automatizar el registro, control y seguimiento de la información generada por el Centro Ciudad de las Mujeres, en Tlapa, Guerrero, por una suma de 185 millones 839 mil 480 pesos.