Xalapa, Ver.- Debido a que la audiencia no estaba resultando como lo esperaba y al notar que la juez Alma Aleida Sosa Jiménez comenzaba a inclinar su criterio con el de la Fiscalía General del Estado, el exfiscal Luis Ángel Bravo Contreras reconoció haber ordenado alterar la escena de un crimen.

Desesperado porque toda su estrategia legal estaba fracasando para poder regresar a la libertad, Bravo Contreras hizo una breve narración de su participación en la acusación que le hacen y dijo que sólo ordenó alterar la escena de un crimen.

En lugar de recular y dar marcha atrás a su declaración, Bravo Contreras dijo que esa es la modalidad más leve del delito de desaparición forzada de personas, por lo cual pidió desechar la acusación en su contra.

Y todavía remató diciendo “de lo que se me acusa es como un robo, no es lo mismo un robo simple que un robo con violencia”.

Por su parte su abogado Arturo Nicolás, en lugar de corregir, de igual forma se mantuvo en la misma postura de su representado de minimizar su participación en el delito de desaparición forzada de persona, pues señaló que de todas las posibles participaciones, la de su cliente fue la menor.

Y así por varios minutos reiteraron su postura de minimizar la gravedad de haber contribuido en ordenar la alteración de una escena de un crimen que derivó en la desaparición de 13 cuerpos, de los cuales uno lo hicieron pasar como encontrado en una comunidad del municipio de Alto Lucero.

¿Usted qué opina?:

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.