El domo número 82 ha sido destruido totalmente

Puebla, Pue.- La Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC), a través del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), con apoyo de Policía Federal y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), realizó un sobrevuelo de reconocimiento al volcán Popocatépetl con objeto de conocer el estado actual del cráter interno y determinar los cambios producidos en éste, particularmente como consecuencia de las explosiones ocurridas los días 13 y 14 de marzo.

Durante el sobrevuelo se tuvieron buenas condiciones atmosféricas, además de una baja emisión de vapor y gases que permitieron ver claramente el interior del cráter, observándose que el domo número 82 ha sido destruido totalmente; asimismo, fue posible determinar que el cráter interno mantiene un diámetro de 300 metros (m) y una profundidad de 130 m.

Cabe señalar que actividad similar a la observada en episodios anteriores y en particular desde el pasado 14 de febrero, puede presentarse de nueva cuenta, produciendo la aparición de un nuevo domo que se destruiría con explosiones similares a las ya observadas.

Por lo anterior, se exhorta a no acercarse al volcán y sobre todo al cráter por el peligro que implica la caída de fragmentos balísticos.

Puebla, Pue.- La Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC), a través del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), con apoyo de Policía Federal y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), realizó un sobrevuelo de reconocimiento al volcán Popocatépetl con objeto de conocer el estado actual del cráter interno y determinar los cambios producidos en éste, particularmente como consecuencia de las explosiones ocurridas los días 13 y 14 de marzo.

Durante el sobrevuelo se tuvieron buenas condiciones atmosféricas, además de una baja emisión de vapor y gases que permitieron ver claramente el interior del cráter, observándose que el domo número 82 ha sido destruido totalmente; asimismo, fue posible determinar que el cráter interno mantiene un diámetro de 300 metros (m) y una profundidad de 130 m.

Cabe señalar que actividad similar a la observada en episodios anteriores y en particular desde el pasado 14 de febrero, puede presentarse de nueva cuenta, produciendo la aparición de un nuevo domo que se destruiría con explosiones similares a las ya observadas.

Por lo anterior, se exhorta a no acercarse al volcán y sobre todo al cráter por el peligro que implica la caída de fragmentos balísticos.

¿Usted qué opina?: