Tuxpan, Ver.- Además de la manifestación y el gran número de quejas realizadas por derechohabientes contra  la clínica hospital del ISSSTE en Tuxpan, también la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) estará solicitando una auditoría de la obra de ampliación y rehabilitación de dicho nosocomio, misma que nunca fue entregada, ni concluida en su totalidad.

Francisco Espinoza Priego, integrante del comité Regional de la FSTSE, señaló que están exigiendo al gobierno federal que se verifique a detalle dicha obra, ya que fue muy poco lo que se realizó y la inversión para ello fue superior a los 58 millones de pesos.

“Esta obra que se autorizó para Tuxpan no se concluyó en su totalidad, ya que se quedaron a la mitad de la ampliación y de la remodelación, mientras que la adquisición de equipo y material y la llegada de especialistas, también se vio truncada”.

Espinoza Priego explicó que se presentó una solicitud de 180 plazas para hacer funcionar adecuadamente la clínica de Tuxpan, pero se autorizaron 127 durante la estancia de Gonzalo Morgado Huesca como delegado estatal, y sólo llegaron 30 plazas para esta unidad médica.

“Sólo nos dieron 30 plazas y todas fueron para familiares y amigos de los líderes sindicales en el estado, lo que es peor, cuando cumplieron sus seis meses de servicio en esta ciudad hicieron valer su derecho de pedir el cambio a sus lugares de origen, dejando nuevamente desprotegido y en el abandono al hospital de aquí, que atiende a más de 30 mil personas”.

Recordó que durante el sexenio encabezado por Felipe Calderón Hinojosa se logró conseguir el recurso de 58 millones de pesos en dos partidas, la primera de 49 y la segunda de 9 millones, con la finalidad de realizar la obra del hospital en tres etapas, siendo las dos primeras ampliar y remodelar, así como adquirir equipo y material para el Instituto, mientras que la tercera consistía en la contratación de plazas para el personal de enfermería y especialistas.