Uruapan, Mich.- Familiares de los tres aguacateros asesinados el lunes por la tarde en la zona centro de Uruapan, protestaron en la presidencia municipal.

Amigos, vecinos y empleados de los empresarios acudieron al edificio con el ataúd en hombros, donde llevaban el cuerpo de quien muriera días después del ataque, para exigir justicia

Los manifestantes buscaban una reunión con el presidente municipal electo, Víctor Manuel Manríquez, pero fueron recibidos por el secretario del ayuntamiento, quien les dijo que la investigación será llevada por la Procuraduría de Justicia de Michoacán, y no por ellos.

De acuerdo con el video de la cámara de seguridad del establecimiento, tres hombres que se dedicaban a la venta de aguacates en Uruapan, Michoacán, llegaron en una camioneta blanca a un comercio ubicado en la avenida Latinoamericana; pasaron tan sólo 25 segundos, cuando un hombre armado y con el rostro cubierto se acercó a ellos y les apuntó con una pistola para asaltarlos; sin embargo, los tres hombres se niegan a abrirle la puerta de la camioneta.

Segundos después, disparó contra los tres aguacateros, dos de ellos cayeron de inmediato al suelo. El presunto asaltante intentó abrir una de las puertas traseras con un disparo, pero falló, luego abrió la puerta del copiloto, sacó un morral negro y huyó del lugar.

El aguacatero que había intentado resguardarse dentro del comercio salió herido y se tiró al piso, mientras que uno de sus compañeros intentó levantarse y sacó su celular para intentar comunicarse.

En el lugar murieron Noé y su hijo José, mientras que el otro aguacatero identificado como Adrián Noé murió horas después de ser hospitalizado.

¿Usted qué opina?: