Exceso de gases en obsoleta caldera ocasiona movilización y pánico entre trabajadores durante la madrugada

Poza Rica, Ver.- Por la falta de mantenimiento en una caldera del rastro municipal se registró una explosión que alarmó a empleados durante la madrugada de este martes. El exceso de gases fue un factor determinante, acusaron empleados.

Vanguardia logró saber que desde el 2013 no se ha dado óptimo mantenimiento a las instalaciones; el accidente ocurrido la madrugada de este martes, dejando al descubierto que no se cuenta con instalaciones adecuadas y no se cumple con los requerimientos de Protección Civil en materia de seguridad, mucho menos se ha capacitado al personal para este tipo de eventualidades.

Se conoció que en la administración pasada fueron contratados varios técnicos que supuestamente se dieron a la tarea de dar mantenimiento a las calderas, pero a decir de algunos empleados que pidieron el anonimato, la maniobra empeoró todo, porque desde ese día hasta el color de las flamas cambió de azul a amarillo.

Con anterioridad y tras una revisión, personal de Pemex advirtió sobre las malas condiciones en que se encontraban dichas calderas, fue así como se detectó que al calentador se le habían quitado tres sensores que habrían evitado el estallamiento, fueron los presuntos técnicos los que retiraron los sensores al considerar que no eran necesarios y además lo desconfiguraron.

Al hacer uso de dos tanques de gas de mil kilogramos cada uno, que además se encuentran rodeados de fierros viejos, aumenta significativamente el peligro de un incidente que podría ser de trágicas consecuencias.

Se sabe que al momento de los hechos, por tratarse de un riesgo al interior, se dio parte al encargado del rastro, pero éste ordenó no dar parte a Protección Civil y tratar de ocultar lo ocurrido, y que sólo se hicieran labores de limpieza, es decir, como si nada hubiera pasado.

Desde hace años el sistema de operación del rastro municipal no ha sido adecuado a las necesidades, ya que a diario se sacrifican a miles de animales para el consumo humano, además, laboran ahí entre 50 y 60 personas a diario.

Por Clemente Hernández Reyes

Gráficas Fernando Barrientos

¿Usted qué opina?:

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.