Ciudad de México.- Pemex tiene una deuda de 800 millones de dólares por la compra fraudulenta de fertilizantes durante la administración de Emilio Lozoya, recordó el Presidente Andrés Manuel López Obrador durante su conferencia mañanera.

El tema salió a relucir luego de la detención del exdirector de Pemex en Málaga España, donde además fue enviado a prisión provisional incondicional.

Cuestionado por un periodista, el mandatario mencionó que sí fue un caso de corrupción que Pemex vendiera gas a Odebrecht a precio preferencial, dejando a México sin el combustible.

Refirió que si con la detención de Lozoya se investigará a expresidentes, así tiene que continuar “las investigaciones por corrupción no pueden limitarse y tienen que llevarse con amplitud e ir al fondo”.

“Quedamos que no íbamos a quedarnos en el pasado. Lo más importante es condenar al régimen anterior (…) No es mi fuerte la venganza”.

Así mismo dejó en claro que su gobierno no presentará denuncias contra expresidentes.