Ciudad de México.- Antes de pensar en la operatividad del Tren Maya es necesario hacer estudios de impacto ambiental, puntualizó Hugo Haaz Mora, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En el caso de la mecánica de suelos, consideró que no habría problemas importantes y el proyecto es viable en términos financieros, pero las consecuencias ecológicas son un factor que debe incluir la ecuación.

Hay que poner sobre la mesa que hay especies en la zona cuyo hábitat podría verse amenazado en el recorrido de mil 500 kilómetros que tendría estaciones en lugares como Palenque, Bacalar, Tulúm, Chichen Itzá y Campeche.

¿Usted qué opina?: