Ciudad de México.- Mil 447 homicidios vinculados al crimen organizado fue la cifra con la que cerró este febrero, la más alta desde 2007, a pesar de que sólo tuvo 28 días.

Mientras se cumple la promesa del presidente Andrés Manuel López Obrador de acabar con la violencia con la Guardia Nacional –aprobada este jueves en la Cámara de Diputados–, en el país se asesinan cada día a 51 personas.

Guanajuato, Baja California y Guerrero son los estados donde más corre sangre desde hace año y medio; en ellos se concentra el 40 por ciento de los homicidios ligados al narcotráfico, ya sea por ataques directos o fuegos cruzados.

En este mes, Guanajuato presentó la tercera cifra más alta de ejecutados en su historia: 244; Baja California, 149; y Guerrero, 131. Muy de cerca les sigue Veracruz, con 99.

¿Usted qué opina?: