Guadalajara, Jal.- La inhumación de los 444 cadáveres que permanecieron durante meses en dos tráileres con cajas refrigerantes ha concluido al fin, a pesar de que casi se cumple un mes de la fecha que había dictado el gobernador de Jalisco Aristóteles Sandoval.

“De estas 444 personas que acabamos de mencionar, y de los que fueron entregados a familiares, me permito manifestar que 59 de ellos fueron del sexo masculino, cinco del sexo femenino que nos da un total de 64”, dio a conocer el director del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses Carlos Barba.

De las personas identificadas, se determinó que cinco hombres fallecieron por accidentes; otro tanto, atropellados; nueve por enfermedad; 30 por homicidio; tres por suicidio y uno más por una volcadura. Tres mujeres fueron víctimas de feminicidio; una más sucumbió por una enfermedad y otra pereció por una caída.

¿Usted qué opina?: