Carolina del Norte, EE. UU.- Con vientos máximos sostenidos de 150 kilómetros por hora es como el ojo del huracán Florence ha tocado tierra muy cerca de Wrightsville Beach, en el estado de Carolina del Norte.

 A su lento paso –nueve kilómetros por hora– ya ha dejado a más de 400 mil habitantes sin suministro de energía eléctrica y el Centro Nacional de Huracanes (CNH) prevé que permanezca 48 horas.

Si bien Florence ya es categoría 1, la Administración Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) ha recomendado que la gente permanezca lejos de las ventanas y buscar el piso más alto en los edificios.

La alerta se mantiene desde el río Santee, en Carolina del Sur, hasta Duck, en Carolina del Norte.

¿Usted qué opina?: