Panama City.- Mientras equipos de rescatistas recorrían el jueves el norte de Florida en busca de personas atrapadas entre los escombros, el huracán Michael continúa este jueves su paso por Estados Unidos, ya como tormenta tropical, tras dejar al menos dos muertos y destruir casas hasta los cimientos en el noroeste del estado, donde tocó tierra como huracán de categoría 4.

La luz del día reveló un panorama dantesco de innumerables viviendas destrozadas por el tercer huracán más poderoso que haya azotado el territorio de Estados Unidos, que ahora, aunque reducido a tormenta tropical seguía, azotando con vientos y lluvias intensas varias zonas del sureste del país que no terminaban de recuperarse del paso del huracán Florence el mes pasado.

Un hombre murió cuando un árbol aplastó su casa en Florida y una niña pereció por la caída de escombros sobre una vivienda en Georgia, dijeron funcionarios y medios locales. “El viento que llegó fue surrealista. Lo destruyó todo”, afirmó a CNN Jason Gunderson, miembro de Cajun Navy, un grupo de rescatistas, desde Callaway, un barrio de Panama City. “Es increíble. Te parte el corazón”.

Más de 700 mil casas y negocios estaban sin electricidad en Florida, Alabama y Georgia. Miles de personas se protegieron en refugios durante la noche tras huir de sus casas ante el rápido avance de la tormenta.

¿Usted qué opina?: