Coatzintla, Ver.- En penumbras y sin vigilancia permanecen los accesos principales de los fraccionamientos Faja de Oro y Casas Geo. Ante la inseguridad, las familias exigen que el Ayuntamiento cuando menos les ilumine sus calles para prevenir hechos delictivos.

Desde hace varios meses, las entradas de ambos sectores poblacionales quedaron a oscuras debido a que las lámparas se fundieron, otras prenden y se apagan, y a pesar de que los vecinos reportan, las autoridades municipales no resuelven esa problemática.

En Faja de Oro son decenas de familias que están afectadas por la falta de ese servicio público, principalmente los que usan los sitios de carga y descarga de pasajeros, que es el área más crítica. Otro lugar donde también no hay focos públicos es el parque del fraccionamiento Kawatzin, donde los lugareños lamentaron las condiciones de abandono en las que se encuentra.

En el caso del fraccionamiento Casas Geo, son un promedio de 3 mil habitantes que carecen de la falta de luminarias desde la entrada de carretera que comunica al resto de los sectores poblacionales como Geovillas del Real, Pueblo Nuevo y Pueblo Mágico.

A finales de octubre de 2018, los lugareños de este núcleo habitacional denunciaron que por falta de iluminación en sus accesos, los delitos como robos a casas-habitación y asaltos a transeúntes habían incrementado, situación que mantenía en zozobra e incertidumbre a las familias.

 

¿Usted qué opina?: