Nuestras Redes

Columnistas

FRANCISCO LIRA LARA. Piedra angular del municipio.

Publicado

-

En el pintoresco puerto de Alvarado, Ver., el matrimonio formado por Lucio Lira Martínez y Andrea Lara Leal procreó 7 hijos: Heriberto, Lucio, Francisco, Manuela, Andrea, Isabel y Lucía. El tercero, Francisco, nació un 19 de abril de 1911. Estudió los primeros años de instrucción primaria en la escuela Cantonal.

Buscando una mejor preparación para su hijo lo envió a la capital veracruzana para que concluyera su instrucción primaria. Alquiló una casa frente al que habría de ser el centro de estudios de su hijo. Francisco egresó de la preparatoria Juárez en 1930, y después estudió en la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana hasta el tercer año.

Por gestiones de su padre, connotado librepensador, Francisco consiguió empleo en las oficinas de gobierno. En el ambiente burocrático transcurrió un tramo importante de su vida. Fue directivo de la Liga Jalapeña de Basquetbol y secretario de la Federación Estatal; además, presidente de la Liga de Beisbol de Xalapa.

El 14 de septiembre de 1938, el gobernador Miguel Alemán lo nombró procurador del Trabajo, adscrito al Departamento de Trabajo.

De 1940 a 1944, el estado de Veracruz tuvo tres gobernadores, Jorge Cerdán electo constitucionalmente, y los provisionales: Edgardo José Luengas y Miguel Aguillón Guzmán. Cuando tomó posesión el gobernador  Jorge Cerdán lo ratificó en el cargo, con fecha 1 de enero de 1941

Francisco Lira Lara se desempeñaba como auxiliar de la Junta Central de Conciliación y Arbitraje en 1941, era un empleado capaz, puntual, honorable y respetuoso.

Como el 13 de mayo de 1942 fue hundido el barco-tanque petrolero “Potrero del Llano” en las inmediaciones de Miami, Florida, presumiblemente por un submarino japonés, y el día 20 el buque-tanque “Faja de Oro” que había partido de Nueva York con rumbo a Tampico, el presidente de la república general Manuel Ávila Camacho declaró la guerra a los países del Eje (Alemania-Italia-Japón), el 28 de mayo de 1942. Se organizó el ejército de Reserva con voluntarios que se aprestaron a recibir instrucción militar.

Francisco se alistó en las filas, y el 20 de noviembre de 1942 recibió el nombramiento de subteniente en el 6º Batallón Militarizado de Xalapa.

Cuando llegó el momento de renovar los poderes municipales ocupó el cargo de síndico segundo del ayuntamiento de Xalapa,  para el período 1942-44.

Francisco contrajo matrimonio pero se truncó por la muerte de su esposa que lo dejó sólo, sin hijos, y el recuerdo de apenas unos cuantos meses de vida hogareña.

Cumplido ciudadano y hombre honorable, Francisco era pulcro en su atuendo y reflejaba en el rostro la bondad que siempre lo caracterizó. Por eso no es extraño que muy pronto haya entablado amistad con una guapa compañera de labores en el ayuntamiento, de nombre María Isabel Silva Guerrero, de 17 años, originaria de la ciudad de las flores, también llamada la Atenas veracruzana.

Contrajeron matrimonio en 1943. A los 32 años de edad formó su nuevo hogar que habría  de durar toda la vida.

El gobernador Adolfo Ruiz Cortines (1944-48) lo designó, el 5 de enero de 1945, auxiliar de la Junta Central de Conciliación y Arbitraje del Estado.

El 10 de febrero de 1951, el gobernador Muñoz Turnbul, su condiscípulo en la Facultad de Derecho, le confirió la responsabilidad de presidir el Consejo Municipal de Jalacingo durante algunos meses, hasta que recibió instrucciones del secretario de gobierno Lic. Eduardo Lucio, mediante el oficio de fecha 13 de noviembre, ordenándole separarse del cargo por haberle sido conferida nueva comisión.

Y es que al decretar la Legislatura del Estado la creación del municipio No. 198 en Poza Rica de Hidalgo (que originalmente iba a llamarse de Cárdenas), el 13 de noviembre de 1951, Marco Antonio Muñoz quiso aprovechar la experiencia de Francisco Lira Lara y le encomendó esta nueva responsabilidad, que homologaba el cargo, según nombramiento expedido esa misma fecha.

El último agente municipal de la congregación de Poza Rica, en 1951, fue el profesor Gabriel César Trejo Ferral, de extracción sindical petrolera, y periodista. Su oficina fue una amplia caseta de las de Perforación colocada sobre la hoy avenida Heriberto Kehoe, casi frente a la puerta No. 1 del mercado Poza Rica. Otra caseta contigua servía de cárcel. En Coatzintla, la cabecera municipal despachaba el presidente Sr. Sabino Salas Chávez.

Durante su gestión fue tarea primordial dar estructura y asignar funciones a sus colaboradores, por áreas, a fin de estar en posibilidades de atender los servicios públicos, así como estructurar las demás dependencias del ayuntamiento. Se establecieron otras oficinas del gobierno del estado como Salubridad y Educación.

Pero un consejo municipal, y sobre todo si se trata del primero, no podía hacer frente a todas las carencias. Lira Lara sabía que el erario no alcanzaba para la realización de la obra pública requerida, por ello consideró que lo primordial era fincar las bases administrativas, es decir, establecer una buena organización para que las autoridades subsecuentes encontraran planteado el funcionamiento de las oficinas.

Reclutó empleados experimentados provenientes de las oficinas municipales y estatales establecidas en Papantla, cabecera de distrito, lo cual facilitó grandemente las tareas.

El 9 de marzo de 1952 al señor presidente del consejo municipal le tocó coronar a la reina del carnaval de Poza Rica, la señorita Esperanza Castañón, en un baile celebrado en la calle 14 de diciembre de la colonia Obrera. Integraron la corte de honor Lupita, Clarita y Anselma de Lojo.

Y la noche del 15 de septiembre, don Francisco dio el primer grito de Independencia en el nuevo municipio de Poza Rica. En sus manos ondeó la bandera de la patria y se vitoreó a los héroes que lucharon por la libertad, frente a una escenografía que era la réplica de la  parroquia del cura Miguel Hidalgo en el pueblo de Dolores, Gto. Al día siguiente, la nutrida parada cívico-militar lució mucho ante el público regocijado y henchido de patriotismo.

Al celebrarse las elecciones para designar al primer ayuntamiento municipal constitucional, la ciudadanía eligió por voto directo al líder petrolero Raúl Lara Mendoza, quien tomó posesión como presidente municipal el 1 de diciembre de 1952. Una vez concluida su gestión, el 30 de noviembre de 1952, Francisco Lira Lara se quedó a radicar en Poza Rica.

El gobernador Marco Antonio Muñoz le asignó entonces el cargo de presidente de la Junta Municipal de Conciliación y Arbitraje, que desempeñó impecablemente a partir del 15 de diciembre de 1952, por cuyo motivo, en 1956, el nuevo gobernador del estado, Lic. Antonio M. Quirasco, lo ratificó. Fungió como secretario el joven Efraín Santes Valencia.

Detuvo su camino por el mundo el 1 de noviembre de 1988, víctima de un ataque al miocardio, y bajó a la tumba en el panteón de la Santísima Trinidad de esta ciudad, acompañado de un nutrido cortejo.

La biblioteca pública ubicada en el parque Benito Juárez, frente al nuevo palacio municipal lleva su nombre. Es la más grande y mejor equipada de la ciudad.

Su familia decidió quedarse a radicar aquí. Sus hijas son maestras. En esta ciudad son muy estimadas y respetadas; los amigos de Don Panchito lo siguen recordando como funcionario diligente, talentoso y eficiente.

Don Francisco Lira Lara fue un hombre que supo ganar afectos y reconocimiento a base de trabajo, honradez y bondad. Fue un caballero ejemplar. Su esposa, por razones de salud y prescripción médica radica actualmente en la ciudad de Xalapa, Ver.

Comentar

¿Usted qué opina?:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Columnistas

LA  NOVELA “POZA   RICA”

Publicado

-

Por Leonardo Zaleta.

Cronista de la ciudad.

Resulta extraño pero al mismo tiempo reconfortante, constatar que un distinguido asturiano, a la mitad de la vida, haya escogido a Poza Rica, no simplemente como título, sino como escenario para incursionar por primera vez en el fascinante mundo de la novela histórica.

En la bibliografía de nuestra ciudad hay tres novelas: “Poza Negra. La tragedia de Poza Rica” de Indiana Nájera, publicada por Libro Mex en 1960; la novela de Carlos Fuentes “La cabeza de la hidra”, que apareció el año de 1978 con el sello de Editorial Planeta, (una intriga petrolera donde se involucran alemanes, árabes y judíos), y ”Morir en el Golfo” de Héctor Aguilar Camín (Editorial Océano,1986). Esta última llevada a la pantalla en 1989 con las actuaciones de Blanca Guerra y Enrique Rocha, dirigidos por Alejandro Pelayo.

La novela “Poza Rica” se desarrolla en esta tierra donde el sol toca el filo de los cerros para desparramarse en calor por las calles.

La propuesta literaria de Javier  Suárez Mier tiene mérito indiscutible. En el andamio de la historia donde se nutre el argumento se expresan los hechos, no precisamente como fueron, sino como pudieron haber sido. Este es el enfoque novedoso, distinto de sus antecesoras. La frontera entre la realidad y la ficción se torna imperceptible.

Suárez Mier es licenciado en Ciencias de la Información, pero se ha entregado con pasión al periodismo, y actualmente es el responsable de la estación Radio Salamanca. Se identifica con su personaje: acostumbrado a que cuando una duda le pica se rasca investigando. Es de los muchos que cuando jóvenes fuimos pescadores de estrellas.

Desde que dio los primeros pasos para estrenarse en el campo de la literatura de ficción, estaba consciente que  tan importante es lo que se dice como la manera de decirlo, de ahí que sea imprescindible guardar el equilibrio para construir la obra con el estilo fino y elegante que logró.

El desarrollo de la novela “Poza Rica”, tiene raíz histórica y lógica contundente. Los personajes tienen rostro y nombre: Lázaro Cárdenas, Eduardo Pérez Castañeda, Francisco Franco, o Mr. Smails el superintendente anglosajón.

Pero se entrecruzan para robustecer el discurso narrativo: Raúl Cienfuegos, el niño Fidel Aguilar, Matías Potros, Dominique Liers y Artur Dietrich, por mencionar solo los que aparecen de manera sobresaliente, formando una urdimbre bien planteada y elegantemente resuelta, en 300 páginas de acción, intriga, suspenso, política, y una pequeña dosis de romance para endulzar la lectura.

La novela transcurre en dos planos: el que abarca los años de 1935 a 1939, cuando el  protagonista principal Raúl Cienfuegos – que un día dejara la cuenca minera de La Felguera, en Asturias, expulsado por la victoria de Francisco Franco -, decidió  venir a trabajar a Poza Rica contratado por la compañía El Águila.

Y el segundo, se ubica en el año 2005, donde la acción central corre a cargo de Raúl Cienfuegos, el nieto, intrigado al encontrar una extraña carta fechada en 1940, donde el abuelo le pide a su mujer y a su hijo que no lo busquen y que se olviden de él; así que el descendiente curioso se autoimpone el reto de desenterrar el pasado misterioso 70 años después.

En la primera etapa asistimos al campamento de Poza Rica cuyos magnates explotaban impunemente a los trabajadores, que tenían que sufrir negras vejaciones por carecer de un organismo de representatividad; eran los días en que se intentaba organizar un sindicato petrolero fuerte que se habría de consolidar hasta 1935, para blindar el proyecto del presidente Lázaro Cárdenas de decretar la expropiación petrolera tres años después.

Como consecuencia, Inglaterra, Holanda y Estados Unidos, países afectados con la nacionalista determinación, bloquearon los mercados internacionales para impedir que México vendiera el petróleo extraído por manos mexicanas.

Dos potencias negociaron la compra de nuestro petróleo: la Italia de Mussolini, y Alemania a través del Tercer Reich, con quien México celebró un contrato por 17 millones de dólares el 8 de diciembre de 1938.

Con el petróleo mexicano Hitler inició la conquista de Europa, que vio caer bajo la bota nazi ciudades como Noruega, Dinamarca, Países Bajos y Francia, en esa orgía de sangre que fue la segunda guerra mundial.

En algunos viejos campos petroleros como Álamo y Cerro Azul, se conserva maquinaria con la emblemática swástica. Es que el pago del gobierno ario se pactó en especie: maquinaria, refacciones y herramientas de lo que México estaba urgido.

Pero el bombardeo japonés a la base de Pearl Harbor el 8 de  diciembre de 1941, obligó a los Estados Unidos a intervenir en la conflagración; y el hundimiento del buque-tanque “Potrero del Llano”, el 13 de mayo de 1942 al sur de Miami, presumiblemente por un submarino alemán, y el del “Faja de Oro” el día 20 en Cayo Hueso, ambos en costas de Florida, provocó que el presidente Ávila Camacho declarara la guerra a los países del Eje: Berlín-Roma-Tokio, el 28 de mayo de 1942.

El desabasto de petróleo mexicano, en gran parte impidió el avance de las tropas alemanas, y poco a poco los aliados marcharon rumbo a la victoria.

La anécdota que Javier Suárez toma para construir su interesante novela, es el hundimiento de un buque tanque al que llama “Riese” cargado con 10,000 toneladas de petróleo, después que los empresarios germanos en México cooperaron para financiarlo; una vez que fue cubierto el precio al gobierno mexicano, y después de haber zarpado del puerto de Veracruz rumbo a Hamburgo, temerariamente, Raúl Cienfuegos y otros intrépidos idealistas decidieron, en una acto de piratería, hundirlo en medio del océano.

Cuenta Javier Suárez, que Alemania a través de una complicada red de espionaje fomentaba el descontento de los trabajadores petroleros para que tomaran la determinación de organizar un sindicato vigoroso; apunta cómo la expropiación benefició a Alemania al asumir el papel de comprador principal del petróleo mexicano ante el bloqueo de los países afectados por la expropiación. Y cómo este petróleo sirvió para transportar la maquinaria bélica nazi durante la contienda que cubrió de sangre y muerte al mundo entre 1939 y 1945.

Poza Rica era en aquel momento el campo productor de petróleo más importante de México, de ahí que la novela tenga como cuna esta ciudad del norte veracruzano.

Quizás por eso la novela “Poza Rica” tiene el encanto que culmina en un final que nos deja perplejos, lo cual es alarde de argucia y destreza de un orfebre de las letras.

Terminé la lectura de la novela con una sonrisa. Es una narración amena, precisa, donde se plasma y entrecruza la intriga, la venganza, el suspenso y el realismo en un tema actual y escandaloso.

Quiero expresar mi más amplio reconocimiento a la Sección 30, por el acierto de organizar este evento cultural  tan relevante. Por invitar a la comunidad pozarricense a compartir esta novela publicada en España por la Editorial Círculo Rojo (Sevilla, España. 2010).

En mi camino, he tenido la fortuna de encontrar a personas que pasean los recuerdos de aquella época, y a algunos descendientes de aquellos hombres rudos y tenaces que le dieron vida a esta novela, donde nos hemos visto reflejados, porque en sus páginas se evidencia la admiración de Javier Suárez Mier por esta ciudad que no conocía, y que plasmó con gran sensibilidad y maestría.

Con la sinceridad de mis paisanos déjame decirte, Javier: “Por el simple hecho de pisar esta tierra ya eres mi hermano”.                                                     Nov. 19 de 2010.

Continuar Leyendo

Columnistas

Parlamento Veracruz. Derechos Humanos

Publicado

-

Juan Javier Gómez Cazarín. *

Lo dicho: el 2021 prometía ser un año intenso en actividad relevante para nuestro estado y antes de que concluya enero ya lo está siendo.

Sin ir muy lejos, la próxima semana, legisladoras y legisladores tendremos la obligación de nombrar a la persona que ocupará la Comisión Estatal de Derechos Humanos durante un periodo de cinco años que inicia el próximo 30 de enero.

Se trata de una decisión toral en un Veracruz en que, lamentablemente, los Derechos Humanos estuvieron lejos de ser una prioridad –por decirlo suavecito- para las anteriores administraciones estatales; mientras que el actual gobierno ha asumido el compromiso de honrarlos y darles vigencia.

La persona que ocupe la titularidad de la CEDH tendrá que ser una mujer o un hombre cuya integridad esté fuera de toda duda. Y no sólo su integridad: también su capacidad jurídica, su fortaleza de carácter y su independencia, que debe ser inmune a cualquier presión externa.

Por lo pronto, seis mujeres y siete hombres, veracruzanas y veracruzanos de intachable trayectoria académica y profesional, de talento y dignas y dignos de todo respeto, acudieron a la convocatoria emitida por el Congreso del Estado, concretamente por la Comisión Permanente de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables, para recoger propuestas, estudiarlas y elaborar una terna, que será presentada al pleno de diputadas y diputados.

Como parte de dicho análisis, corresponderá a mi compañero diputado Alexis Sánchez García –presidente de la Comisión- y a mis compañeras Deysi Juan Antonio –secretaria- y Montserrat Ortega Ruiz –vocal- entrevistar a todas y todos, de manera individual, para conocer en persona su visión y sus proyectos para encabezar el organismo autónomo.

Estaremos pendientes de la terna que elabore la Comisión y de entre la que habremos de elegir por mayoría calificada, de dos terceras partes de los integrantes del Congreso, a la presidenta o presidente del organismo autónomo.

La mujer o el hombre que rinda protesta la próxima semana, será producto de un proceso minucioso, ordenado, plural y transparente.

Pero sobre todo, será una determinación en la que todas y todos tendremos conciencia de lo trascendente de nuestra elección, que impactará la exigencia de respeto a los Derechos Humanos para casi 8.5 millones de veracruzanas y veracruzanos en el próximo lustro, incluso cuando hayamos dejado este Palacio Legislativo.

*Diputado local. Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado.

Continuar Leyendo

Columnistas

POLITICA URBANISTA. Planeación estratégica

Publicado

-

Por Arq. Braulio Javier García Nieva

Inalcanzable para muchos, letra muerta para otros y una realidad para unos cuantos, así es la existencia y aplicación de planes estratégicos municipales de amplia visión. Pasa en nuestro país que la poca existencia de este tipo de planes hace que muchos ni siquiera sepan su significado, su aplicación o la mera importancia de su existencia para el bienestar y mejoramiento de su calidad de vida de los lugares donde vivimos.

Un plan estratégico es la suma de las necesidades, localizadas y  analizadas de la ciudad (situándonos en escala municipal) y sus alrededores, con propuestas, planes y estrategias para solucionarlas o avanzar en ellas. Este tipo de planes fueron creados desde el punto de vista económico, sin embargo, actualmente son un conjunto de expertos de distintas disciplinas quienes desde su expertís proponen las ideas, planes, proyectos y metas a seguir para tener un rumbo y desarrollo en sus ciudades y territorios municipales.

La falta o inexistencia de este tipo de planes desencadena en los problemas que muchas ciudades del mundo tienen, que es la falta de aplicación de la ley, falta de identidad y sobre todo falta de rumbo. Sin rumbo de nada sirve el crecimiento si no se sabe para dónde crecer, sin rumbo de nada sirve tanto esfuerzo, pues se podría caminar en círculos. Identidad y rumbo es lo que pedimos y debemos exigir en nuestros gobernantes, no ocurrencias o indiferencias e ignorancias disimuladas de obras o acciones inservibles tratando de ocultar el sol con un dedo.

Pocos estados, pocas regiones y mucho menos municipios es el porcentaje de este tipo de estudios en  nuestro país, de ahí la gran importancia de poner manos a la obra en estas actividades y empezar a realizar y plantear propuestas desde distintas áreas de conocimiento para posteriormente, en consenso, sumarlas y darle rumbo a las ciudades del país; cada ciudad, municipio y región y cada estado se lo merece.

Propongamos con los pies en la tierra, con datos duros en la mano y con la realidad estudiada. Actualmente existen muchas dependencias e instituciones que poseen algún tipo de conocimiento que seguro puede hacer detonar cada proyecto que se proponga, solo falta tocar las puertas adecuadas y un proyecto bien estructurado y así, con la voluntad de llevarlas a cabo, puede hacerse realidad.

Ante esta carencia de conocimientos aplicados y del vínculo indicado, nace un nuevo proyecto llamado Consejo de Nación para el Desarrollo y el Urbanismo A.C., bajo la idea y premisa de formar un consejo de expertos que con visión nacional e internacional propongan desde lo local el rumbo adecuado de cada municipio, en conjunto con titulares de cada capítulo en cada estado, esta nueva red nacional podrá enarbolar la correcta aplicación de los conocimientos en pro del desarrollo de sus ciudades. Urbanistas, arquitectos, ingenieros, etc.

Te invito a que contactes la CNDU, que es el Consejo de Nación para el Desarrollo y el Urbanismo; si deseas ser parte de este nuevo grupo de expertos con visión propositiva y participativa, o si también tu inquietud y habilidad es la de conjuntar las distintas voluntades de tu ciudad y región para buscar el rumbo adecuado y la recuperación de la identidad, contáctanos, para que juntos podamos agrandar esta red nacional, realizar y evaluar los distintos planes que son necesarios en nuestro territorio nacional, en los estados, las regiones y sobre todo los municipios y que van desde los planes estratégicos, los planes de ordenamiento territorial, los planes de ordenamiento urbano, de ordenamiento ecológico, hasta los planes parciales. Todos ellos con visión de corto, mediano y largo plazo y corresponsablemente apegados a las nuevas normas y disposiciones nacionales y también a la nueva agenda urbana de ONU Hábitat, la agenda 2030 con sus 17 ODS para mantener la convicción de tener visión global aplicándola desde lo local. Únete.

Continuar Leyendo

Diario Digital

Cineboc - Mujer Maravilla 1984

Tendencia