Nueva York, EE. UU.- La difusión de fotografías íntimas de mujeres que no dieron su consentimiento será frenada con un programa de inteligencia artificial.

Este viernes la compañía anunció un programa piloto que requiere empleados capacitados que revisen las imágenes ofensivas.

“Mediante el uso de la máquina de aprendizaje y la inteligencia artificial, ahora podemos detectar proactivamente imágenes o videos de desnudos que se comparten sin permiso”, se indicó en el blog Facebook Newsroom.

“Significa que podemos encontrar este contenido antes de que alguien lo reporte”, agregó la empresa.

La llamada pornovenganza se refiere al intercambio de imágenes sexualmente explícitas en internet, sin el consentimiento de las personas que aparecen en ellas, para extorsionarlas o humillarlas.