Ecatepec.- Cuando acompañaba a su hijo a comprar una monografía que le encargaron en la escuela, un hombre se vio envuelto en el asalto que se perpetraba en el negocio ubicado en la colonia Xalostoc y murió al recibir varios disparos por negarse a entregar sus pertenencias.

La víctima era policía estatal pero vestía de civil cuando tuvo la mala fortuna de llegar al negocio, donde los asaltantes no se tentaron el corazón para ejecutarlo ante la mirada impotente de su hijo y de los propietarios de la papelería.

Esta ejecución se agrega a las cifras rojas de este municipio que tiene sobre sí el estigma de ser considerado uno de los más peligrosos del país, mientras la encargada de seguridad estatal, Maribel Cervantes, sueña al decir que “Si recuperamos Ecatepec, estamos del otro lado”.

¿Usted qué opina?: