Papantla, Ver.- La mañana de este viernes, en la carretera Papantla-Poza Rica, a la altura de la localidad de Cerro Grande Escolín, una enfermera perdió la vida a consecuencia de un fuerte accidente. Se presume que ésta se habría quedado dormida al volante y terminó saliéndose del camino. Su cuerpo acabó a un costado de la unidad en la que se trasladaba.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al sitio arribaron elementos de la Policía Municipal, Protección Civil, Guardia Nacional, Policía Federal y el Ejército Mexicano, quienes acordonaron el área en espera del arribo de las autoridades ministeriales para realizar el penoso levantamiento del cuerpo.

La víctima fue identificada como Graciela Martínez Rosas, de 47 años, quien tenía su domicilio en la calle Independencia de la colonia 10 de Abril; su muerte fue instantánea a consecuencia de una fractura en el cráneo derivado del brutal impacto.

La trabajadora de la salud viajaba a bordo de un automóvil de la marca Chevrolet, línea Chevy Monza, de color gris, identificado con la matrícula de circulación 942-WZW del estado de Veracruz. Cabe señalar que la carretera fue cerrada en ambos sentidos de la circulación, afectando a decenas de automovilistas que pretendían llegar a sus centros de trabajo.

Por Juan Olmedo