Oaxaca, Oax.- La vigilancia en los municipios limítrofes con Veracruz será reforzada con patrullajes por tierra y aire y la frontera será cerrada para que Oaxaca no se contamine con la violencia que asedia al estadio vecino, así lo anunció el gobernador Alejandro Murat.

“Tendremos que cerrar las fronteras y estar atentos para que lo que está sucediendo allá no se pueda trasminar a Oaxaca”, aseguró en conferencia de prensa tras la masacre en el municipio veracruzano de Minatitlán el pasado sábado, cuando 13 personas fueron asesinadas a sangre fría por un grupo de hombres armados que ingresó a una fiesta de cumpleaños.

Tuxtepec, Acatlán, Loma Bonita y San Miguel Coyotepec son los municipios que serán blindados por el Ejército por su cercanía con Veracruz.