Poza Rica, Ver.- El Gobierno de Peña dejó sin autopista a Poza Rica y para ello desviaron los trazos y omitieron construir ramales directos hacia la México-Tuxpan y a la Totomoxtle-Tihuatlán.

Como burla, los funcionarios federales decidieron nombrar “Autopista Poza Rica-Cardel” a una supercarretera que ni siquiera cruza por Poza Rica, pasa a 13 kilómetros de esta ciudad petrolera.

El trazo carretero que beneficiaba a Poza Rica debía seguir casi paralelo a la carretera María de la Torre-Poza Rica, siguiendo hacia el Chote, Tajín, Coatzintla y Poza Rica. En lugar de ello movieron la línea más al norte, a la altura de Hueytepec, para terminar en Totomoxtle.

Con este cambio, la SCT a cargo de Gerardo Ruiz Esparza se ahorró 20 kilómetros de obras de construcción, pero, esto significó el aislamiento de Poza Rica.

Por otro lado, desde el 2014 los empresarios locales han promovido ante el Gobierno Federal la construcción de un acceso directo de Poza Rica a la autopista México-Tuxpan, que cruza a 16 kilómetros. Hasta el día de hoy este proyecto no ha sido aprobado.

El gobierno de Enrique Peña Nieto decidió dar prioridad al desarrollo portuario de Tuxpan y por ello, las dos autopistas están orientadas a enlazar al vecino municipio.

Ahora se trabaja en el anteproyecto de construcción del Ferrocarril del Golfo Veracruz-Tuxpan, pero las vías tampoco pasarán por Poza Rica.

¿Usted qué opina?: