Chignahuapan, Pue.- Una caída de granizo que se registró en las tierras de Chignahuapan pintó de blanco las localidades Calapa, Aserradero y Llano Grande por lo que elementos de Protección Civil del estado realizaron recorridos descartando cualquier afectación.

Debido a esto, la Coordinación de Protección Civil exhortó a tener precauciones al conducir y ante los fuertes vientos, se sugiere alejarse de cornisas o muros que puedan caer, no resguardarse bajo los árboles, cerrar las puertas y ventanas de la casa, así como sujetar los objetos para evitar un accidente.

Igualmente se aconseja que, en caso de que hubiera tormentas eléctricas, es mejor no utilizar equipos electrónicos.

“Si te encuentras en el exterior busca un refugio en alguna edificación segura y al viajar quédate en el interior del vehículo”, señaló Protección Civil de Puebla.

Se dio a conocer que la capa de granizo que cubre la ciudad es de 30 centímetros de grosor aproximadamente.

Jorge Barrientos