Xalapa, Ver.- Mulitas, ramos y canastas ya se venden en las escaleras de la Catedral para festejar la entrada triunfal de Jesús, a Jerusalén.

En las parroquias de la Arquidiócesis se han colocado las marcas exteriores de lo que serán las estaciones del Viacrucis.

Los ramos de palma, carrizo, popotillo y flores se llevarán a bendecir a misa, después deberán ser colocados en las casas hasta otro año.

Las familias que están en la explanada y escalones sufren el sol, que es intenso, previo al ingreso de un Frente Frío anunciado para el domingo.

La tradición católica es de escenificar los pasos de Jesús de Nazareth al ser juzgado, sentenciado, obligado a un calvario y torturado previa a su ejecución, en que no va sólo sino con sus seguidores, quienes oran por la salvación de su alma, arrebatada mediante el tormento.

Por Livia Díaz