Tezoyuca, Edomex.- Gracias al GPS de un auto robado, la Policía encontró una bodega con vehículos de dudosa procedencia.

Se trata de un Nissan Kicks recientemente hurtado, cuyo dispositivo de rastreo permaneció encendido hasta que lo hallaron.

Los elementos de la Policía Estatal pudieron ver dentro de la bodega tanto al auto Kicks como a un Aveo que, al consultar con el Centro de Monitoreo, se confirmó que también contaba con reporte de robo.