Tehuacan.- El hallazgo de un cuerpo puso al descubierto lo que parece ser un nuevo tiradero de cadáveres o un punto de ejecuciones.

Campesinos se percataron de la presencia de unos perros que estaban peleando, al acercarse, apreciaron que lo hacían por unos trozos de carne.

Por lo anterior dieron aviso a las autoridades, siendo elementos de seguridad pública de Santiago Miahuatlán, de Tehuacán y Policía Estatal, quienes arribaron al punto.

El lugar fue acordonado por los uniformados, quienes dieron aviso a la Fiscalía General del Estado (FGE), siendo elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), quienes tomaron conocimiento de lo sucedido.

Los peritos inspeccionaron el lugar y detectaron que a un costado de un pirul habían prendas de vestir, color negro, las cuales estaban quemadas, asimismo habían rodadas de vehículo, por lo que se presume que las personas que asesinaron a sujeto ingresaron a los terrenos en una unidad.

Cabe señalar que el cuerpo estaba irreconocible, ya que únicamente tenía los pies y parte de la cabeza, el resto ya había sido devorado y solo estaba el esqueleto.

Finalmente, después de dos horas, el cadáver fue levantado y fue llevado al anfiteatro de la ciudad donde permanecerá en espera de que sus familiares puedan identificarlo.