Ciudad de México.- Una llamada anónima movilizó a elementos policiacos, federales y personal de Seguridad Física de Pemex para que acudieran hasta un predio de la alcaldía de Iztacalco debido a una toma clandestina.

El reporte señalaba un fuerte olor a gas en la colonia Granjas México, por lo que se implementó un operativo para atender la situación que se presentaba en el número 364 de la calle Añil.

A través de su cuenta de Twitter, la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil alertó a la población que evitara acercarse a la zona mientras se realizaban las diligencias pertinentes.