Arizona, EE.UU.- Si el 7 de mayo no hay un nuevo acuerdo para la comercialización de tomate mexicano en Estados Unidos, se aplicarán tarifas a las importaciones de tomate procedente de nuestro país. El departamento de Comercio de Estados Unidos tiene la intención de eliminar el acuerdo comercial con México.

La industria del tomate de Florida busca controlar más que los precios de importación de tomates de México en los Estados Unidos, al tratar de tener las ventas al precio mínimo, incluyendo gastos de manipulación y transporte.