Poza Rica, Ver.- Condusef informó que los cobradores o despachos de cobranza que incurran en prácticas de ofensas, intimidación o amenazas contra deudores podrán ser castigados hasta con 4 años de prisión y multa de cincuenta mil a trescientos mil pesos.

Uno de tantos casos tiene que ver con Ana “N”, quien pidió prestados 4,750 pesos a Banco Azteca y por motivo de desempleo se atrasó en sus pagos. El asunto traspasó la ilegalidad cuando personal de Gerencia de Cobranza Recuperaciones Especiales acudió a la iglesia ubicada en la esquina de su domicilio y dejaron documentos exhibiendo nombre y monto de deuda de la ahora quejosa.

Casos similares tienen que ver con Coppel, cuyos cobradores han ganado fama nacional por sus actitudes intimidatorias. Sin embargo, el Artículo 284 Bis. del Código Penal Federal establece que “Se sancionará de uno a cuatro años de prisión y multa de cincuenta mil a trescientos mil pesos a quien lleve a cabo la actividad de cobranza extrajudicial ilegal”
Legalmente, los encargados de cobranza no pueden amenazar, ofender o intimidar al deudor, a sus familiares o cualquier otra persona que no tenga relación con la deuda. Tampoco pueden enviar cartas o documentos que aparenten ser escritos judiciales, en donde te amenacen de embargo o irrupción en tu vivienda.
Es ilegal establecer registros especiales, distintos a los ya existentes, listas negras, cartelones o anuncios, que hagan del conocimiento del público la negativa de pago de los deudores.

La CONDUSEF tiene a tu disposición el Registro de Despachos de Cobranza (REDECO), con la finalidad de que tengas acceso a información sobre los Despachos de Cobranza y puedas presentar quejas en contra de alguna mala práctica. Para acceder a este Registro, puedes ingresar a la siguiente liga:

https://phpapps.condusef.gob.mx/redeco_gob/redeco.php

¿Usted qué opina?: