Piden que el combate no quede a medias

Boca del Río, Ver.- El vicepresidente Nacional de Infraestructura Energética en la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Marcos Orduña Alcocer, aseguró que detrás del problema del “huachicoleo” existen grupos muy poderosos que van más allá de las personas que sustraen con garrafas el combustible, por lo que insistió en que si ya el gobierno se decidió a atacar este problema, que lo lleve hasta sus últimas consecuencias.

Indicó que existe una infraestructura real y compleja en el problema del “huachicoleo”, que incluso este producto se exporta y se vende a las industrias y a las mismas estaciones de servicio, las cuales también son blanco de la delincuencia cuando se niegan a participar en este ilícito.

Marcos Orduña reiteró que el robo de combustible y su venta va más allá de la persona que lo vende a orillas de carretera, y que podría ser sólo el 20 por ciento del problema.

Expresó su deseo porque el problema pueda seguir siendo combatido con todo el poder que tenga el gobierno a su alcance, y aunque reconoció que no va a ser fácil, de alcanzarse el objetivo que se pretende, el beneficio será mucho para el país y los mexicanos, o de lo contrario, de quedar a medias esta lucha, el gobierno tendrá que ceder y abrir de nueva cuenta los ductos.

¿Usted qué opina?: