Ciudad de México.- Los sacerdotes no están exentos de nada, aseguró la vocera de la Arquidiócesis de México, Marilú Esponda, al ser consultada sobre la presunta implicación de un sacerdote en el homicidio de Hugo Leonardo Avendaño, el seminarista que fue hallado muerto esta semana.

“Que se le juzgue, conforme a la ley: los sacerdotes no están exentos de nada, son ciudadanos comunes y corrientes. Se deben seguir los procedimientos legales, civiles y penales si se le considera culpable”, declaró Esponda.

De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México ha dado a conocer que el principal sospechoso del caso es un miembro de la iglesia donde la víctima colaboraba.