Río Blanco, Ver.- La ola de secuestros no disminuye en la región de las Altas Montañas y este martes no fue la excepción al registrarse dos levantones en Orizaba y Río Blanco, sin que hasta el momento se tenga conocimiento de los desaparecidos.

De acuerdo a la información obtenida, el primero se registró en la entrada del CETIS 146 de este municipio, donde el esposo de una intendente iba a recoger a su señora pero al descender del vehículo que conducía, sujetos armados lo encañonaron y se lo llevaron.

El secuestro tiene el registro a las 7 de la mañana y de acuerdo con personal de esa casa de estudios, el infortunado habría sido confundido con un maestro, ya que la trabajadora y su marido son personas de escasos recursos por lo que el móvil podría no ser económico.

Entre los docentes cundió la preocupación por esa situación, tanto por la suerte del hombre como por la posibilidad de que esto se pueda repetir ya que en estos días se reanudó la actividad en esa casa de estudios por el inicio del ciclo escolar y de inmediato el magisterio vuelve a ser punto de mira de la delincuencia, como ha sucedido en repetidas ocasiones en estos municipios. Hasta el momento se desconoce si ya existe alguna denuncia penal.

El siguiente hecho ocurrió en Orizaba, en donde la unidad número 09 del sitio ubicado afuera del hospital de especialidades del Seguro Social fue abordada por sujetos desconocidos y ya no se volvió a saber de él.

Se conoció que el nombre del conductor es Marcos y al sitio acudieron familiares a preguntar por él ya que dijeron no les era posible localizar a su consanguíneo.

Posteriormente se informó que el taxi fue encontrado abandonado en la colonia El Águila del municipio Nogales, pero sin su conductor a bordo, por lo que se teme por su vida, por ambos casos maestros y trabajadores del volante se encuentran en la espera de alguna llamada para solicitar el rescate de ambas personas.