Tokio, Japón.- Una espectacular columna de humo y ceniza se elevó a 5.5 kilómetros luego de que este viernes hiciera erupción el volcán de Sakurajima, ubicado al suroeste de Japón.

Si bien se trata de un volcán activo que constantemente emite exhalaciones, lo que sorprendió a los japoneses fue que no había una fumarola de más de cinco mil metros desde el 26 de julio de 2016.

De acuerdo con la Agencia Meteorológica de ese país, la población debe estar alerta por la posible caída de ceniza y fragmentos de lava a dos kilómetros alrededor del cráter.