Tuxpan, Ver.- Algunos restaurantes de la zona han tenido que incrementar en un 5 o 10 por ciento el precio de sus platillos.

De acuerdo a la representante de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Tuxpan, Catalina Caballero Estrada, quienes incrementaron los precios fueron restaurantes que tienen que pagar renta, y es que aunado a este costo, los sueldos y el incremento de los insumos para cocinar y la energía eléctrica han mantenido a este sector con bajas ganancias.

Y es que en comparación con el año pasado, en este 2018 los empresarios restauranteros han padecido más el incremento de la energía eléctrica y el combustible.

Precisó que para poder subsistir al menos deben incrementar un 10 por ciento el precio del platillo.

Expuso que a nivel nacional ya se está realizando un censo de cuántos son los establecimientos que han tenido que cerrar por la situación económica.

Mientras que en la zona Tuxpan-Poza Rica hay negocios que también han bajado las cortinas o están considerando hacerlo debido a que los insumos incrementan, por lo pronto varios han tenido que prescindir de personal. “Es donde pega más fuerte, tienes que cubrir nóminas, o cubres energía, o cubres nómina que a veces se tiene que prescindir de algunos trabajadores”, expuso.

¿Usted qué opina?: