Tihuatlán, Ver.- Crece el interés por incorporarse al programa Sembrando Vidas, impulsado por la Secretaría de Bienestar.

Este plan es una estrategia de apoyo para las personas que viven en el medio rural, que sufren de rezago social y que cuentan con tierras improductivas.

Juan Carlos Hernández, responsable del programa, dijo que los dos objetivos de este esquema son combatir la pobreza en las comunidades y reactivar las tierras ociosas desde una visión ecológica.

En Tihuatlán se está trabajando con un promedio de 70 comunidades, pero el número de sembradores es variado, ya que en algunas zonas se tienen solamente 5 integrantes mientras que en otras hasta 70, pero a nivel general se tiene alrededor de 2 mil beneficiarios.

Asimismo, se dio a conocer que se estarán realizando 3 tipos de sembradíos, el primero consiste en árboles frutales, es decir, todo aquel que se pueda usar para consumo personal, el segundo es agroindustrial, el que se obtiene un producto, se le hace un proceso y después de ese proceso se puede consumir a comercializar.

Y el tercero sería con árboles maderables, por lo que la idea de este programa es tener objetivos en el corto, mediano y largo plazo, por lo que en el corto plazo se proyecta la opción de sembrar milpa, maíz, frijol, calabaza, pipián, chile de cultivos de ciclo corto, en el mediano plazo que sería obtención de frutos a través de la agroindustria ya sea la naranja, limón, entre otros, y a largo seria el cedro y la caoba.

 

¿Usted qué opina?: