Cancún. Q. Roo.- Este medio día, de nueva cuenta se activa el conocido “Código Rojo” en este destino turístico del Caribe, en esta ocasión por parte de elementos de la “Policía Procesal” al ser emboscados por cerca de 8 miembros de la delincuencia organizada fuertemente armados, ya que tenían la misión de rescatar al capo “Raúl N”.

Fue al filo de las 12:02 horas, que un convoy de estatales procesales, salieron del Centro de Reinserción Social (CERESO) ubicado en la Región 99, con un reo de alta peligrosidad, el cual lo estaban trasladando al hospital general “Jesús Kumate Rodríguez”, ya que tenía una cita con los médicos por la lesión que presenta en una de sus piernas por disparo de arma de fuego.

Todo transcurría con normalidad hasta tomar la calle 145, y al llegar a la altura de las calles 8 y 6, fueron sorprendidos por un comando armado, fue entonces que una de las camionetas color verde, en donde se transportaban los gatilleros, le cerró el paso y otra se pone de frente a la unidad de traslado.

Mientras que otra camioneta color blanco, descendieron dos sicarios con armas largas y encañonaron a los gendarmes que venían en la parte de atrás en otra unidad policiaca, la cual estaba haciendo la función de escolta.

Pero la habilidad y el adiestramiento a que son sometidos los policías, lograron accionar sus armas de fuego antes que los sicarios, sorprendiéndolos, esta acción salvó la vida de los gendarmes, saliendo ilesos a la agresión.

Fue entonces que se inició el fuego cruzado, entre los delincuentes y policías, en donde lograron dar de baja a dos pistoleros, los cuales se quedaron dentro de una camioneta, en su poder contaban con seis armas cortas en diferentes partes del automotor, al conductor se le halló una granada de fragmentación, la cual no logro sacar de una cangurera y menos accionar.

En otra unidad que fue utilizado por los integrantes de la célula del narco, estacionada sobre la calle 6, fueron encontrados; una arma larga, una corta y un radio de comunicación.

Después de un par de minutos de la agresión, el lugar se llenó de patrullas de los tres niveles de gobierno y empezó la búsqueda de otra unidad y una motocicleta en donde emprendieron la huida otros delincuentes.

Gracias a las características que dieron los elementos, se logró ubicar en la región 102, la moto y fueron asegurados dos personas con armas, y posteriormente sobre la av. Huayacán, dejaron abandonada la unidad y ahí fueron asegurados también dos sicarios más, el cual uno de ellos estaba lesionado.

En el lugar inicial de los hechos, las diligencias concluyeron a las 17:30 horas, mientras que en la Huayacán a las 19:30 horas.

La fiscalía, abrió la carpeta de investigación 385/2019, por estos hechos ocurridos.

Hay que recordar que al Sinclair, lo intentó ejecutar un comando armado el pasado 29 de mayo, cuando sicarios vestidos de negro y con charolas falsas de policías federales llegaron a la región 92, con la misión de matar al líder.

Y posteriormente de estar 24 horas hospitalizado, fue detenido por los delitos de homicidio y portación de arma de uso exclusivo de las fuerzas armadas, y fue trasladado al penal de esta ciudad, en donde lleva el proceso penal, ya que fue vinculado a proceso por un juez oral.

Por Martín Ibáñez