Asunción, Paraguay.- 88 mil damnificados han dejado las inundaciones causadas por la crecida del río Paraguay, luego de varias semanas de intensas lluvias.

Tan sólo de la capital del país, Asunción, han tenido que abandonar sus hogares 30 mil personas, por lo que se ha declarado emergencia ambiental.

“De acuerdo con los pronósticos tenemos la crecida natural (del río) en junio y julio, y de vuelta las lluvias en octubre, es muy probable que tengamos a esta misma gente viviendo en albergues. La respuesta del Estado puede ser la habilitación de albergues modelos y permanentes”, dio a conocer el director del Área Social de la Municipalidad de Asunción, Iván Allende.