Tlapanalá, Pue.- La muerte de una persona del sexo femenino identificada como Paulina C. R., de 24 años, fue reportada ante las autoridades a las cinco y media de la tarde en la comunidad de Aztla, perteneciente al municipio de Tlapanalá.

Pese a los esfuerzos de sus familiares por salvarle la vida, la mujer murió en su domicilio, tras colgarse del cuello con una cuerda.

Su cuerpo fue localizado por su sobrina, cuando entró al dormitorio de la joven y descubrió que se encontraba con una cuerda de plástico alrededor del cuello, colgada de una estructura que a su vez estaba atada a la base de la cama.

Luego de que los familiares reportaran el hallazgo a la Policía Municipal, arribaron al lugar elementos de la corporación y paramédicos de SUMA, los cuales confirmaron que no contaba con signos vitales.

Personal de la Fiscalía General del Estado de Puebla realizó el levantamiento del cadáver y lo trasladó al anfiteatro para practicarle la necropsia de ley.

Jorge Barrientos.