Ciudad de México.- Nadie imaginaba que una tranquila reunión familiar terminaría en balacera, con una persona muerta y cuatro más heridas, en la colonia Guadalupe de la alcaldía Tlalpa.

Los integrantes de la familia se reunieron y comenzaron a ingerir bebidas alcohólicas, posteriormente discutieron con uno de los sobrinos de los ahora lesionados, de acuerdo a El Imparcial.

Uno de los jóvenes se retiró del lugar muy enojado, y minutos después regresó con sus amigos y abrieron fuego contra los enfiestados, tras su delito, huyeron de la escena.

Uno de los primos del atacante recibió siete balazos y murió en la sala de urgencias del Hospital Manuel Gea González, otro de los afectados recibió impactos en la espalda, por lo que su estado de salud es grave.