India.- Un joven que supuestamente había muerto, reaccionó durante su funeral.

El joven Gandham Kiran ingresó al hospital por fiebre y vómito, por lo que le diagnosticaron un caso grave de hepatitis, informó el medio The Hindustan Times, Kiran. En menos de dos días empeoró su estado de salud y cayó en coma, el 3 de julio dieron a la familia del joven la trágica noticia de que no sobreviviría, pues su cerebro había muerto.

Los padres, resignados, decidieron llevarlo a su hogar con un sistema de apoyo vital para que pasará sus últimos días en Pillalamarri, su pueblo natal, y comenzaron con los preparativos para el funeral.

Durante la ceremonia, la mamá notó lágrimas en el rostro de su hijo y llamó a un médico, éste confirmó que Gandham contaba con signos vitales, por lo que rápidamente lo internaron en el hospital, donde milagrosamente recuperó la conciencia y el habla.

El 7 de julio fue dado de alta y actualmente ya está en su casa, recuperándose en compañía de su familia.