Ciudad de México.- En nueve años, el Poder Judicial de la Federación incrementó en más de mil 200 mdd el fideicomiso para garantizar el pago de jubilaciones.

De acuerdo con información financiera hecha pública por el Consejo de la Judicatura Federal, al cierre de 2018, en el fideicomiso había también, por concepto de “apoyos médicos complementarios y de apoyo económico extraordinario para los servidores públicos del Poder Judicial de la Federación, con excepción de los de la Suprema Corte de Justicia de la Nación”, 58 millones 886 mil 939 pesos que benefician a empleados de alto nivel con problemas de salud y cuyos costos no pueden ser cubiertos solamente con los estándares que les brindan los seguros de gastos médicos mayores, así como el beneficio para sus familiares por casos de fallecimiento en el cumplimiento del deber por un monto de hasta dos millones de pesos.

En cuanto al fideicomiso “pensiones complementarias de magistrados y jueces jubilados”, los antecedentes de este instrumento financiero refieren que su creación es un reconocimiento al “esfuerzo y dedicación de esos servidores de la Justicia Federal, realizado de manera constante y cotidiana sin más compromiso que el cumplimiento del deber en beneficio de la Nación

 “Salarios exorbitantes”

Los integrantes del Poder Judicial de la Federación han sido criticados por sus altos salarios y prestaciones, consideradas exorbitantes y, por ello, en el Congreso de la Unión se han presentado diversas propuestas legislativas que buscan disminuir sus salarios.

De acuerdo con los registros del CJF, hay 18 mandos superiores que gozan de la pensión complementaria, entre ellos, secretarios de estudio y cuenta, así como directores de área, cuyos salarios en 2018 fueron superiores a 110 mil pesos mensuales, además de percibir pagos anuales por riesgo y aguinaldo y vacaciones, que en conjunto suman más de 900 mil pesos.