Agua Dulce, Ver.- Trabajadores Jubilados y Activos de Pemex, exigen la renuncia del líder petrolero Carlos Romero Deschamps.

En Agua Dulce se reunieron varias decenas de personas que conforman la Agrupación de la Supervivencia de Trabajadores Jubilados y Activos de Pemex, desde donde exigieron la renuncia del líder petrolero Carlos Romero Deschamps.

La asamblea se desarrolló en las oficinas ubicadas en la calle principal de la colonia El Suspiro; la organización está dirigida en la ciudad por Saúl Calderón Peregrino, jubilado de Petróleos Mexicanos (Pemex) quien fuera líder de la Unión de Ejidos 25 de Abril, y en su momento, vinculado a Renato Tronco Gómez.

La recién formada agrupación asegura contar con cerca de 800 expedientes de trabajadores de Las Choapas, Agua Dulce, Moloacán, Nanchital y otros municipios petroleros de la región quienes fueron despedidos injustificadamente.

“Hay muchos trabajadores a los que les inventaban cualquier cosa”, dijo Dulce María Cruz Vázquez, una exempleada de Pemex que acusó que en los 90’s fue despedida sin razón, pues se le acusó falsamente del robo de 46 barrenas por un costo (en aquel entonces, antes de la devaluación de la moneda) de “898 mil millones de pesos”.

Otra de las historias de este tipo es la de Francisco Hernández Sánchez, quien en 1992 mientras estaba internado en el hospital por pulmonía fue notificado en cama de su liquidación; desde entonces, ha sido difícil salir adelante.

Los integrantes de este grupo aseguran que se eliminaron a muchos empleados valiosos de Pemex, personal capacitado u honesto, para recortar la planilla de la empresa en crisis mientras que se mantuvieron con trabajo a trabajadores amigos, familiares o con “palancas”.

Los manifestantes también reclamaron que en Agua Dulce y la región hubo obreros jubilados forzosamente que no alcanzaron la “última plaza”, por lo que han buscado recopilar sus historias y expedientes para hacérselos llegar al Gobierno Federal.

Por Violeta Santiago

¿Usted qué opina?: