Quito, Ecuador.- Julian Assange intentó usar la embajada ecuatoriana en Londres como un centro de espionaje, acusó el presidente de Ecuador Lenin Moreno.

“Cualquier intento por desestabilizar es un acto reprobable para Ecuador porque somos una nación soberana y respetuosa con las políticas de cada país”, expresó luego de indicar que el fundador de WikiLeaks pretendía interferir en las democracias de otros países.

 “No podemos permitir que nuestra casa, la casa que abrió sus puertas, se convierta en un centro de espionaje”, remarcó a unos días de que despojara a Assange del asilo en la embajada y lo entregara a las autoridades británicas.