Coatzintla, Ver.- La alcaldesa Patricia Cruz Matheis pretende quedarse con predios invadidos de Pemex en la comunidad Escolín de Olarte, lo que tiene molestos a los habitantes.

Con esto busca lograr una doble jugada, que le quiten la denuncia a César Ulises García Vázquez y al mismo tiempo, entregar esos terrenos a los empleados despedidos injustificadamente y con los que tienen laudos pendientes.

Los predios en mención son las parcelas 43 y 44 propiedad de Pemex, para entregárselos a empleados municipales que enfrentan laudos laborales.

De esta manera, se manifestaron campesinos de la comunidad Escolín de Olarte, donde siendo alcalde César Ulises García, incitó a personas ajenas a la comunidad a invadir las 36 hectáreas de terreno.

Los habitantes se supone, luego de que el pasado 14 de agosto del año en curso, en la XV sesión de cabildo, por unanimidad, ediles, síndico y la alcaldesa aprobaron la adjudicación del predio.

Autoridades auxiliares citaron que a esto se presta el director de la unidad de Catastro, el director del fundo legal, Servando Grajales Espinoza, cuñado del exalcalde César Ulises García V.

Con la aprobación del cabildo, la alcaldesa Patricia Cruz Matheis, está solicitando al Congreso del Estado y al Congreso de la Unión, la desincorporación de las parcelas 43 y 44 de Pemex al municipio.

Para lograrlo, Servando Grajales presentó un documento a cabildo, donde refiere que los terrenos están baldíos, pero no es verdad, hay habitantes.

Lo cierto es que la invasión de las parcelas 43 y 44 de Pemex, dentro del ejido Escolín de Olarte fue provocada por García Vázquez y ahora la alcaldesa en turno, trata de confundir al gobierno estatal y federal, porque si se lo adjudican, pensé que se quedará sin efecto la denuncia y resuelven el problema de los laudos.