Cardel, Ver.- El municipio de La Antigua, uno de los más importantes dentro de la zona conocida como Golfo Centro, no puede contar desde hace más de cuatro administraciones municipales con un alcalde que le dé por lo menos, algo de calidad en obra pública o social, los cuatro últimos alcaldes que ha tenido lo único que han hecho es servirse y llevarse el presupuesto o lo que es peor, dejar que otros hagan con este dinero del pueblo, lo que han querido; en un resumen rápido, toda vez que es principio de año y el segundo año de una administración que en el primer año de su gobierno ha dejado mucho qué desear y que va tomando ejemplo de los anteriores, recordemos: Daniel Sánchez Hernández (todos se escribirán con minúsculas porque así lo merecen) un analfabeta que robó tanto, que si no llegó a la cárcel fue porque alguien les dio el aviso de la orden de aprehensión que existía para él y para quien fungió como síndico y los dos, tuvieron que vender propiedades para pagar lo que se habían robado.

Llegó el turno de un dipsómano Aureliano Domínguez que el dinero del pueblo se fue a las cantinas de Cardel, sede de los poderes municipales de La Antigua y en la compra de drogas para él y sus más allegados; en esta administración, quienes ganaron fueron el síndico, otro alcohólico regenerado que vio la oportunidad de que le firmara todo cuando lo veía en estado inconveniente y así se hizo de terrenos que eran del fundo legal; otra que aprovechó y muy bien los vicios de este exalcalde, lo fue su directora de Comunicación Social, que se hizo su amante y lo hizo comprarle casa y que se la amueblara con el dinero que debería ser para la obra pública. Estos dos nombrados anteriormente, fueron alcaldes por las siglas del PRI, el hartazgo del pueblo se vio al votar en la siguiente oportunidad por un candidato del PAN, pero oh, decepción, éste se creyó un monarca, un rey venido de tierras españolas, un digno sucesor del rey Juan Carlos y el trato a sus “súbditos” lo hizo ser prepotente y corrupto y este tipo de nombre Arturo Navarrete, sostenía que el pueblo no merecía nada y lo único que hizo fue llenarse los bolsillos de dinero.

El PAN siguió gobernando con otro sujeto, el más vil y ruin de los que se han tenido, al grado que el pueblo lo bautizó como el “mono cilindrero”, porque asemejaba por su físico a eso, a un mono con una taza, porque para todo quería cobrar dinero, nunca hizo nada para el pueblo, pero él se construyó una mansión de cuatro pisos y tuvo en la nómina a toda la familia de su concubina, a la que quiso dejar como alcaldesa o mínimo como síndica, su partido no se lo permitió, ahora despotrica en contra de quien en alguna ocasión le dio la oportunidad de ser presidente municipal; se pensó en La Antigua, que jamás se volvería a tener a alguien igual, el pueblo se equivocó, a la muerte de quien ganó las elecciones municipales, el suplente José Cruz Lagunes, llegó a la alcaldía, en un año, ha demostrado que se puede ser todavía más corrupto y vil que el anterior, mantiene a toda su familia en la nómina y se ha ganado que la gente los califique como los ronzon (apellido de su esposa) y los 40 ladrones; a su nuera, concubina de su hijo, en la tesorería, en un marcado conflicto de intereses y tiene como norma, dejar que el hijo mayor resuelva todo, ganándose a pulso el mote del “pelele”.

Ah., se me olvidaba…

Y el año que inicia, no pinta nada bien.

¿Usted qué opina?: