Madrid, España.- El fenómeno meteorológico de la “gota fría” que está establecido en el sureste de España tiene atemorizada a la población, pues los desastres ocasionados le han arrebatado la vida a cuatro personas.

Las lluvias que han caído tras dicho fenómeno natural, han sido inigualables y los daños igual, los más dolorosos, son los cinco casos de terribles muertes.

El primero de ellos es el de dos hermanos en Caudete, quienes perecieron cuando el vehículo en el que viajaban fue arrastrado por una riada, otro más murió en un paso subterráneo inundado en la capital almeriense.

La tercera defunción fue un hombre de 36 años residente en La Jámula, quien luego de ser buscado ya que se encontraba desaparecido, la Policía halló su cadáver en una zona de difícil acceso, muy lejos de donde se extravió.

El último caso es el de un hombre de 58 años, cuyo cuerpo fue encontrad en una zona de Orihuela anegada por el desbordamiento del río Segura, se presume fue arrastrado hasta el lugar por la corriente.

La “gota fría” o “baja segregada”, es un fenómeno meteorológico anual que suele coincidir con el inicio del otoño y la primavera en el mediterráneo occidental, se experimenta más concretamente en España y es el resultado de un frente de aire polar frío con el aire más cálido y húmedo del Mar Mediterráneo, generando fuertes y dañinas tormentas en el lugar.