Papantla, Ver.- Al señalar que localidades del municipio están consideradas como de muy alta marginación, el gerente general de Invivienda, Hazael Flores Castro, lamentó que el 36 por ciento de la población viva en condiciones de hacinamiento, es decir, en espacios reducidos llegan a cohabitar hasta diez integrantes de una familia.

El funcionario reconoció que por muchos años los programas sociales para apoyo en materia de vivienda tenían exclusiones de personas que realmente necesitaban apoyo para mejorar su calidad de vida, de manera que cuando se iniciaron los censos para tener un panorama del Totonacapan encontraron una situación que se consideró alarmante y por esa razón se destinarán 73.25 millones de pesos.

"La intención es que las familias, principalmente los niños, puedan vivir de forma digna, tengan su privacidad, pero además cuenten con un espacio seguro, que reúna las condiciones de infraestructura que puedan resguardarlos de las inclemencias del tiempo, además de que sean seguras", señaló Flores Castro.

El funcionario estatal dijo que en todo el estado se beneficiará a un total de 1636 familias de escasos recursos y se espera que para el mes de octubre estén recibiendo las construcciones que se ejecutarán a partir de agosto, luego de que se lleven a cabo las licitaciones correspondientes.

Juan Olmedo