Uruapan, Mich.- En la tranquilidad de su casa estaba un policía michoacano cuando un comando armado irrumpió y se lo llevó por la fuerza.

Familiares llamaron a los números de emergencia en cuanto los desconocidos se marcharon en la camioneta en la que llegaron y a la que subieron al agente.

El nombre de la víctima permanece reservado y hasta el momento no han trascendido los motivos por los que pudieron haberlo privado de la libertad.