Managua, Nicaragua.- 50 de los cientos de manifestantes detenidos en Nicaragua fueron liberados por el gobierno encabezado por Daniel Ortega.

Sin embargo, esta medida fue tachada de insuficiente por los opositores que organizaron las marchas para exigir la liberación de los centenares de arrestados y de los presos políticos que son alrededor de 650.

El gobierno se había comprometido a liberar a “un núcleo apreciable” de reos para seguir con la negociación con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), cuyo propósito es superar la crisis que desembocó la violenta represión a las protestas de 2018.

“Me parece una crueldad la forma en que el gobierno está haciendo esto. No informa, no dice a quiénes está sacando, pese a que en las afueras de la cárcel están familiares, ni dice a dónde los lleva”, dijo la delegada de la alianza en el diálogo Azáhalea Solís.

¿Usted qué opina?: