Oaxaca, Oax.- Armó un escándalo porque le negaron una cerveza. En respuesta, lo balearon y le pasaron una camioneta encima.

Los violentos hechos se suscitaron en Huatulco, en donde Juan Carlos, alias el Wilmer habría exigido una cerveza, que los anfitriones le negaron. Tras una discusión un par de guardaespaldas de Abraham Ramírez, líder del Comité por la Defensa de los Derechos Indígenas le dispararon a quemarropa, lo fueron a tirar y le pasaron una camioneta encima.

Después de unas horas, personal de la policía acudió a la zona para levantar el cadáver. Tras los hechos el CODEDI emitió un comunicado en el cual se deslindó de los hechos.