Agua Dulce, Ver.- Adquirieron locales de forma ilegal cuando funcionaba el viejo mercado, pues son comerciales y no pueden ser vendidos o rentados.

Ante la inminente apertura del mercado Benito Juárez, tras casi 12 años de abandono, salen a la luz el desorden que prevalecía entre locatarios, así como las prácticas ilegales entre los concesionarios, quienes pretenden acaparar los espacios de la nueva central de abasto.

Lo anterior deriva en que no hay suficientes espacios para todas las personas que pretenden instalarse en el nuevo edificio, pues algunas personas se han presentado en el Palacio Municipal para exigir hasta once puestos —como es el caso de un exregidor—, los cuales asegura “compró” a otros concesionarios antes de la demolición.

Por Violeta Santiago